domingo, 21 de abril de 2013

La Barcelona de Gaudí en películas


Últimamente, Barcelona se ha convertido en foco y centro de atención del mercado cinematográfico, tanto para actores de gran renombre como para directores de mucho prestigio. Sin embargo, los primeros ejemplos los tenemos ya en los años ’60. Tenemos un gran número de películas que se han servido de la ciudad de Barcelona para sus ambientaciones y localizaciones, y muchas de ellas, que son las que aquí atenderemos con más detalle, con aparición muy notoria de la obra de nuestro gran arquitecto, Antoni Gaudí. Las dos películas que más muestran escenarios gaudinianos son: Una casa de locos y Vicky Cristina Barcelona. Música: Entre Dos Aguas (Paco de Lucía-Vicky Cristina Barcelona OST)

2002. Una casa de locos (L’Auberge Espagnol) (Francia, Cédric Klaspisch).  Rodada en Barcelona en mayo 2001, la película cuenta la historia de Xavier, un joven de 25 años que estudia ciencias económicas, que decide ir a Barcelona para realizar el último curso de carrera, aprovechando el programa de intercambio universitario europeo Erasmus. Una vez en la capital catalana, se instala en un piso donde viven estudiantes europeos (un italiano, una inglesa, un danés, un alemán, un belga y una catalana). Durante ese año, Xavier vive una serie de experiencias que son como un recorrido de iniciación. A pesar de la diferencia de lenguas, de culturas y de encontrarse fuera de sus casas, los siete jóvenes aprenden a conocerse y a apreciarse. Con Romain Duris (Xavier), Judith Godrèche (Anne-Sophie), Cécile De France (Isabelle), y Cristina Brondo (Soledad). Trailer
Godrèche y Duris. Banco ondulante, explanada griega del Park Güell
Park Güell: el Park Güell es el escenario de dos secuencias con los mismos protagonistas: Xavier y Anne-Sophie. Las dos escenas se desarrollan en la plaza griega y concretamente, en el banco ondulado de trencadís que se nos presenta como un collage lleno de luz y contrastes. Su situación privilegiada permite que se puedan contemplar en la película diversos planos de la pareja sentada en el banco, con la mayor parte de la ciudad de Barcelona de fondo. En la segunda secuencia, Xavier consigue seducir a Anne-Sophie, gracias a los consejos que le había dado Isabelle, su amiga lesbiana. En diversas ocasiones, Cédirc Klapisch ha comentado que el personaje de Isabelle está inspirado en una amiga que él mismo tuvo en Nueva York, cuando estuvo dos años estudiando cine. Lo que no se sabe es si la situación de la escena también es autobiográfica.
Godrèche y Duris. Banco ondulante, explanada griega del Park Güell
Sagrada Familia: Un primer plano nos muestra a Xavier y Anne-Sophie en las torres de la fachada del Nacimiento de la Sagrada Familia. Auténtico mirador de la ciudad, permite ofrecer una amplia vista de Barcelona, tal y como sucede en la secuencia con el personaje de Anne-Sophie. Distintos planos muestran las obras en el interior de la nave y en la fachada de la Pasión. Al final de la escena (totalmente rodada en el puente que une las torres), Anne-Sophie se desmaya y es recogida por Xavier. Las torres de la fachada del Nacimiento y, en concreto el puente que las une, son uno de los miradores más interesantes de la ciudad. Se puede subir en ascensor o caminando hasta 65 metros de altura y continuar hasta los 90 metros por las escaleras de caracol que recorren las torres. Como curiosidad, destacar que la Sagrada Familia aparece en otra secuencia de la película. Si se observa con atención, hay distintos planos de la pareja vistos a través del cristal de la ventana de la habitación, y es precisamente en este cristal donde se puede ver reflejado el relieve del templo con las cuatro torres.
Godrèche y Duris. Torre de la Sagrada Familia
También aparecen la Universidad de Barcelona de la Gran Vía, la Vía Laietana, la Plaza Real, la playa de la Barceloneta, la Rambla, el MACBA, el Teleférico del Puerto, la Rambla del Mar, el Hospital del Mar, y la calle de les Caputxes.
Judith Godrèche. Vista de la Sagrada Familia por el reflejo del cristal
2008. Vicky Cristina Barcelona (EEUU, Woody Allen). Rodada principalmente en Barcelona durante el verano de 2007, Asturias y Nueva York son otras localizaciones que también aparecen en la película. Es la primera experiencia de Woody Allen en España, y aunque Barcelona adora a Allen después de ello, el público se quejó de la visión que daba la película, memorable por que muestra todo lo que la ciudad no es, pero a pesar de las idealizaciones, hay que permitir ciertas licencias poéticas porque la película capta bien otras cosas, como fabulosos planos de la ciudad, recorriendo todos los lugares pintorescos, sobre todo los gaudinianos. La ciudad de Barcelona se convierte en el escenario soñado por las dos protagonistas estadounidenses. La arquitectura modernista, Gaudí, los museos, la gastronomía, las calles y plazas del barrio gótico y el mar, son espacios reales que posicionan la ciudad como destino privilegiado para cualquier persona amante del turismo cultural. Narra la historia de dos jóvenes estadounidenses que deciden pasar el verano en Barcelona. El encuentro con un pintor y sobre todo con su ex-mujer, también artista, cambiaran los planes que tenían previstos. Con Javier Bardem (Juan Antonio), Scarlett Johansson (Cristina), Rebecca Hall (Vicky), Penélope Cruz (María Elena). Trailer
Rebecca Hall y Javier Bardem. Escalinata de entrada al Park Güell
Park Güell: La escalinata de la entrada principal es el escenario elegido por el director para situar el primer encuentro de Vicky y Juan Antonio, después del viaje a Asturias. La tensa conversación se desarrolla en unos magníficos planos de los dos rodeados por el dragón o salamandra de trencadís, que da la bienvenida a los visitantes y forma un triángulo visualmente muy colorista y luminoso. El edificio de la entrada principal y el viaducto son otras imágenes del parque que salen a la película. Fue uno de los primeros espacios donde se comenzó a rodar. Durante el rodaje de la conversación entre Juan Antonio y Vicky en la escalinata, se tuvo de reducir al mínimo el surtidor de agua del dragón, dado que el ruido de la agua impedía una buena audición.
Javier Bardem. Escalinata de entrada al Park Güell
Finca Güell: El extraordinario dragón de hierro forjado de la entrada principal de la Finca Güell es testigo de le espera de Vicky. Mientras el coche de Juan Antonio da la vuelta para recoger a Vicky, diversos planos permiten contemplar los muros y las cúpulas de cerámica y ladrillo de esta espectacular construcción. En esta escena, como ya había acontecido en anteriores momentos, se puede ver al personaje de Juan Antonio conduciendo un deportivo descapotable, un Fiat Spider rojo. La anécdota es que para realizar de manera convincente estas escenas de conducción, Javier Bardem tuvo que practicar un tiempo, dado que no tiene carné de conducir.
Rebecca Hall y Javier Bardem. Entrada de la Finca Güell
Sagrada Familia: Vicky y Cristina, las dos jóvenes amigas norteamericanas, visitan la Sagrada Familia. En esta secuencia las podemos ver haciendo fotos de la fachada del Nacimiento y también en el interior del templo, espacio que mucho pocas veces sale en los rodajes que se realizan en Barcelona. La fachada que sale en la película es la única iniciada y prácticamente finalizada por Antoni Gaudí. Después de su muerte, y sobre todo a partir de los años ochenta, el hecho de continuar o no lo obra, ha sido motivo de polémicas entre intelectuales y gente del mundo de las artes y la cultura. Más allá de esta polémica que, de vez en cuando, vuelve a aparecer, Woody Allen muestra la fachada oriental del Nacimiento dado que es una de las imágenes más características de Barcelona.
Hall y Johansson en la Fachada del Nacimiento. Sagrada Familia
La Pedrera: Vicky, Cristina y Judy, siguen visitando la ciudad, sobre todo los principales edificios de Gaudí. La original e impactante azotea de La Pedrera (Casa Milà) aparece en diferentes planos con las tres norteamericanas. Destacar el plano de las tres en la azotea rodeada de las fantasiosas chimeneas y, sobre todo, otro general de la azotea con la Sagrada Familia al fondo. La fachada que da al Paseo de Gracia sale de nuevo en dos escenas más. Las dos escenas donde sale La Pedrera fueron rodadas el mismo día. En concreto el 13 de julio.
Rebecca Hall y Scarlett Johansson. Casa Milà (La Pedrera)

El Paseo de Gracia a la altura de La Pedrera también es el escenario de otra secuencia. En esta magnífica avenida se encuentran Vicky y Doug con una par de amigos norteamericanos, Sally y Adan que están de vacaciones en Barcelona. La Rambla de Cataluña, uno de los paseos más agradables de la ciudad, paralelo al paseo de Gracia, también aparece en la película. En una de las últimas escenas, Vicky y Cristina conversan sentadas en una de las terrazas características del paseo, situadas en su tramo central entre las calles Aragón y Consejo de Ciento.
Rebecca Hall. Vistas de la Sagrada Familia desde el Hospital Sant Pau
Els Quatre Gats: Vicky y Cristina cenan en el salón principal de este entrañable restaurante. Unas copas con vino tinto y un plato con pan con tomate son lo más destacado de la mesa. Juan Antonio también está cenando en el mismo lugar con un grupo de amigos. En esta secuencia se produce el primer contacto real entre los tres, cuando él se acerca a la mesa de ellas para proponer un viaje con avioneta a Oviedo. La película muestra el interior del restaurante tal como se puede ver hoy día, con la excepción de los cuadros que aparecen colgados en la pared. Los originales, de principios del siglo XX, fueron sustituidos por obras de artistas contemporáneos, la mayoría catalanes, como es el caso del sabadellense Agustino Puig y la solsonenca Rosa Mujal. En cambio sí que se mantuvo el armario con las puertas de vidrio que aparece detrás de la mesa de Juan Antonio y sus amigos. En su interior, se pueden identificar diversos ejemplares de la revista Pèl i Ploma, revista de arte y literatura publicada durante el primeros años del siglo XX que tuvo como colaboradores artistas de renombre como Casas, Rusiñol, Acerola, Mir, Torres y un jovencísimo Picasso que aún firmaba con el apellido de Ruíz.
Javier Bardem en el Salón principal de Els Quatre Gats
Además, aparecen escenarios tan emblemáticos como el propio Hospital Sant Pau, la Plaza de Sant Felip Neri, el Tibidabo, la Fundació Tàpies, el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), la Fundació Miró, el MACBA, el Parc de la Ciutadella, el Port Olímpic y diversos espacios de La Rambla.
Rebecca Hall y Scarlett Johansson en Els Quatre Gats
2013. Los Simpsons (Temporada-25, Capítulo 4). Hasta Homer Simpson visitó la Sagrada Familia… En este capítulo, se narra cómo el amigo por correspondencia de Homer, el español Eduardo Barcelona (un tópico galán, amante del buen vino y padre de 200 hijos… ), visita Springfield para ayudar a Homer a salir de una mala época. Luego juntos, visitarán Barcelona. Es el 4º capítulo de la 25ª temporada. 

2008. Fringe (Temporada-2, Capítulo 23) (EEUU). En el capítulo final de la segunda temporada de la serie “Fringe”, titulado “Over there”, podemos ver recreado, desde diversas perspectivas, el Hotel Attraction, que Antoni Gaudí había proyectado para Nueva York. Incluso, mencionan a Gaudí, como Antonio (en lugar de Antoni).

1968. El castillo de Fu Manchú (España, Jess Franco). Caracterizado una vez más como doctor Fu Manchú, el gran Christopher Lee aparece rodando una dramática escena en el Park Güell De Barcelona. Estamos en 1968. Entre mayo y julio, Jesús (Jess) Franco enlaza dos películas que se ruedan tanto en los Estudios Balcázar como en el Park Güell, se trata de Justine: Marqués de Sade (1968) y El castllo de Fu Manchú. Esta es la quinta y última película en que Christopher Lee encarna al villano creado por Sax Rohmer. Y es la segunda que protagoniza a las órdenes de Jess Franco, tras Fu Manchú y el beso de la muerte que se rueda a finales de 1967, pero que no se estrena hasta el mes de agosto de 1968. Trailer
Christopher Lee en el Park Güell
1969. Justine: El Marqués de Sade (Italia / Gran Bretaña / España / Alemania, Jess Franco). Aparece el Park Güell en una escena donde Justine (Romina Power) conoce a alguien que la invita al Castillo de Bois (supuestamente en ese escenario) y otras. Es la historia de Justine y de las desventuras de la virtud. En un convento cercano a París, vivían dos hermanas, Justine y Juliette, que eran completamente diferentes en apariencia, temperamento y aficiones. Y como sucede a menudo, la más inocente se pincha con las espinas de la vida mientras la malvada recibe el aroma de las más bellas rosas. Trailer
Romina Power en la Sala Hipóstila. Park Güell

1975. El reportero (Italia, MIchelangelo Antonioni). Un desilusionado periodista emprende una peligrosa investigación sobre las intrigas políticas internacionales que facilitan la implantación de regímenes dictatoriales en algunos países africanos, lo que le hará vivir situaciones muy arriesgadas. Con actores de la talla de Jack Nicholson y Maria Schneider. Lo más llamativo son los tranvías de la época que se pueden ver y el terrado de la Casa Milà (La Pedrera), con sus distinguidas chimeneas, con un carácter muy distinto que en la actualidad. Clip
Jack Nicholson y Maria Schneider. Casa Milà (La Pedrera)
1999. Todo sobre mi madre (España, Pedro Almodóvar). Rodada principalmente en Barcelona el año 1998. Estrenada el 16 de abril de 1999, explica la historia de una madre, Manuela, interpretada por Cecilia Roth, que viaja a Barcelona en busca del padre de su hijo para comunicarle la terrible noticia de que el chico ha fallecido. Para una mujer que llega llena de dolor, resulta una ciudad balsámica. Este entorno lleno de mar, sol y árboles, le ayuda a recuperarse. Durante el periodo de búsqueda, Manuela se encuentra con personajes muy característicos de Pedro Almodóvar, como Agrado (Antonia San Juan), travestido de gran corazón a quien todo en esta vida le parece bien, la diva Huma Rojo (Marisa Paredes) y su conflictiva amante (Candela Peña), una monja caritativa (Penélope Cruz) y su madre (Rosa Maria Sardà), que falsifica pinturas de Chagall. Por primera vez, Almodóvar decide que el escenario principal de una de sus películas no sea Madrid, sino la ciudad de Barcelona, con la inclusión de lugares tan conocidos como la Sagrada Familia o el Palau de la Música Catalana. Captura el dinamismo y la generosidad de la propia ciudad. Trailer     
Cecilia Roth. Aunque no se percibe, detrás está la Sagrada Familia

2 comentarios:

  1. La última fotografía no es de Rosa María Sardá, sino de Cecilia Roth, cuando llega a Barcelona y en el cristal del coche se refleja la Sagrada Familia. Un detalle mínimo en un buen blog. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la corrección, cuando estaba poniendo el ie de foto, dudaba, y al final, lo puse mal !! Lo corrijo!!

      Eliminar